80 aniversario del nacimiento del Padre Esteban Uriburu - Mundo Schoenstatt Imprimir

80 aniversario del nacimiento del Padre Esteban Uriburu

Al cumplirse 80 años del nacimiento del Padre Esteban Uriburu, compartimos una breve reseña de su vida, con la convicción de que Dios forjó en su persona un modelo de sacerdote, según el corazón del Papa Francisco, que puede iluminar el camino de muchos sacerdotes, seminaristas y laicos, para que se enciendan con el ejemplo de su entrega incansable, alegre y heroica: un cristiano ejemplar que “se ensució la camiseta”, un pastor “con olor a oveja” que tuvo el coraje de ir a las periferias.  

 

“Somos testigos de su humildad, su actitud profundamente sacerdotal, su prudencia, su fortaleza, su alegría,  su pureza, su desprendimiento, su olvido de sí mismo, su respeto por la dignidad de cada hijo de Dios, su espíritu de profunda vida de oración que lo condujo a través de una honda fe práctica en la Providencia a “intuir el plan de Dios, formularlo en metas concretas y arriesgar en esa dirección” (P. E. Uriburu). Siempre por amor a Dios y a sus hermanos, sensible a sus necesidades espirituales y materiales.

Siempre “con la mano en el pulso del tiempo y el oído en el corazón de Dios”, buscando afanosamente descubrir el querer de Dios detrás de cada  acontecimiento, dispuesto a realizarlo como instrumento costara lo que costara. Con una confianza ciega en el poder y la bondad de Dios  y de María, él vivió hondamente el carisma de Schoenstatt y lo irradió incansablemente con gran ardor misionero en todos los rincones de Argentina realizando también numerosos viajes apostólicos especialmente por  muchos países de América y  también por África.

Creemos que quienes lo hemos conocido, ya sea  personalmente o a través de sus libros y su obra,  podemos realizar un valioso aporte a la Iglesia en salida dándolo a conocer a otros. Su ejemplo luminoso puede  ser un faro en las tormentas de nuestro tiempo  para guiar a muchos hacia el ardiente amor de Cristo y de María que el experimentó hondamente y predicó; su palabra y su vida pueden despertar la llama de fe que duerme en lo profundo de muchos corazones que hoy navegan a la deriva confundidos por las corrientes de la  época  y conducirlos al puerto seguro del Corazón de Cristo a través de la Alianza de Amor con María, la pasión  de su vida.

En ese espíritu les hacemos llegar estos testimonios que son no sólo un homenaje a un gran apóstol, sino también un valioso material para que muchos podamos  dar a conocer a  otros el don que  Dios nos hizo a través de su persona y de su vida para que puedan encenderse en su fuego”.

Un cariñoso saludo,

Ana C de Echevarria y Mercedes C de Bonorino

“No se enciende una lámpara y se pone debajo de una vasija, sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en la casa". (Mt 5,15)

Ver documento