Despedida de los Coordinadores de la Pastoral de Monte Schoenstatt

“Ahora que dejamos el cargo de Coordinadores de la Pastoral de Monte Schoenstatt queremos agradecer a todos quienes han colaborado  desinteresadamente estos 4 años en la Pastoral.  Son muchos los que han entregado su tiempo y esfuerzo, sería largo de enumerar, pero no podemos dejar de destacar la fidelidad a la Mater de nuestro querido Padre Lucho, quien ha sido un pilar fundamental para este proyecto”.

Al poco tiempo de asumir este encargo, tuvimos la fortuna de organizar la bendición de la Casa de la Familia, el 13 de junio del 2015, momento culminante en la historia de Monte Schoenstatt porque al fin se anclaba el sueño de una casa de formación a este terruño.

Con la casa, y hasta el traslado de la Ermita a la casa, fue aumentando la presencia y vida de las distintas comunidades que se congregaban para sus reuniones, retiros y actividades diversas, muchas veces abiertas a otras personas, como las misas por la PSU, charlas de temas actuales, encuentros de los madrugadores.

Fue un tiempo en que la Pastoral trató de ir mejorando el acogimiento en la casa y en el terreno, con los estacionamientos, senderos peatonales, la mejora de las luminarias del sector e instalación de bancas en la zona de los futuros jardines.

Para dar más impulso a la vida pastoral, se permitió al Taller de mosaicos Anunciación usar el container para su apostolado, se implementó un Vía Crucis temporal para Semana Santa, y otras actividades además de las misas de 18.

Sin embargo, en la Pastoral sentíamos que a pesar de todo lo anterior aún faltaba algo para que prendiera aún más la vida en Monte Schoenstatt fue así cómo caímos en cuenta que necesitamos la ayuda de nuestra Mater para que sea ella, y no nosotros, la que llamará a sus hijos hasta este lugar santo.

Hoy nos vamos contentos con la conquista de la Corona para nuestra Mater, en que la coronamos el 8 de diciembre de este año, y con una concurrencia de más de 300 personas que se sintieron llamados por nuestra Reina a continuar con la misión de nuestro padre fundador.

Jorge Niemann y Soledad González-Furió

Leave a Comments

19 − 14 =