Jornada CAM-CAF: “Amó a la Iglesia, PK”

Resaltar el amor del P. Kentenich por la Iglesia y ver cómo respondemos nosotros frente a la realidad actual, ¿amo yo a la Iglesia? fue el tema que se trabajó en la jornada.

La jornada la realizaron conjuntamente la Militancia con la Comunidad Apostólica Familiar en el Santuario de Bellavista. El lema de la jornada era “Amó a la Iglesia” P.K. ¿Amo yo a la Iglesia? El objetivo era resaltar esa cualidad del Padre Kentenich en su tiempo y cómo respondemos nosotros frente a nuestra realidad actual frente a la Iglesia y a nuestro movimiento.

Para poder dar una verdadera respuesta es necesario desarrollar instancias de oración y reflexión personal para escuchar la voz de Dios y la Mater y poder discernir lo que Ellos esperan de nosotros.

La Jornada comenzó con una misa presidida por el Padre Horacio López y, a continuación, se desarrolló en la misma iglesia un momento de adoración al Santísimo expuesto, junto con una guía de reflexión personal basada en los textos del evangelio de los peregrinos de Emaús y de la venida del Espíritu Santo sobre los apóstoles, los cuales fueron leídos por los jefes de la rama de matrimonios zona cordillera, Verónica Ochagavía y Jorge Matte, en conjunto con la Hermana Daniela.Ese fue un espacio muy bonito e íntimo acompañado con música.

En el auditorio se realizó un panel con tres tipos de apostolados diferentes, ya sea dentro del movimiento como hacia fuera. Los panelistas fueron el Padre Rodrigo Correa, ordenado hace un año, el matrimonio de Francisco Achondo y Catalina Laage miembros de la militancia cuyo apostolado es al interior de la rama y Sandra Gonzáles matrona que trabaja en la Fundación Esperanza (dedicada a acoger a mujeres que abortaron).

Cada uno de los panelistas explicó lo que realizaba, junto a la moderadora Soledad Undurraga, poniendo énfasis en la fuente desde donde surgen las gracias suficientes para llevar a cabo sus apostolados (misa diaria, visitas al Santuario, vivir los sacramentos, etc). Todos los expositores coincidieron en el fuerte espíritu de servicio al prójimo, al movimiento y a la Iglesia.

Especialmente emotivos fueron los testimonios del Padre quien se acercó a la Iglesia por una polola schoentatiana y de Sandra quien era partidaria de la legalización del aborto, pero que cambió cuando conoció al movimiento y se sintió querida y amada por Dios.

Posteriormente se realizó un intercambio grupal en cada mesa asignadas al azar y con un rico desayuno. Se comentó lo expuesto por el panel, como les afectaba la situación de la Iglesia actual. Las opiniones fueron recogidas por monitores de cada mesa.

Luego vino un trabajo matrimonial con el objetivo de concretizar un apostolado adentro o fuera del movimiento, que posteriormente se quemó en el Santuario.

Los comentarios de los matrimonios fueron muy positivos, les gustó muchísimo la meditación en la iglesia como una instancia de espiritualidad que cuesta conseguir en estos días. También consideraron muy valiosa la oportunidad de conversar con otras personas del movimiento que sean distintos a los que generalmente están acostumbrados.

Ver fotos

Leave a Comments