Nuevos asesores de nuestra Rama

Con el nuevo año, nuevos asesores se incorporan para acompañarnos en nuestro camino de crecimiento en el Movimiento. Conócelos aquí

 

Este año 2011 tenemos cambios en los asesores. Echaremos mucho de menos al Padre Horacio, Rivas, quien fue nuestro asesor durante 30 años y a quien le debemos mucho. Pero debemos mirar para adelante y dejarnos formar por los excelentes asesores que nos han sido destinados. Ellos son:

  • Padre Mario Romero
  • Padre Eduardo Aguirre
  • Padre Luis Ramírez
  • Padre Nicholas Matic
  • Hermana Asunción
  • Hermana Lorena
  • Mará Augusta Borelli

La mayoría de ellos estarán parcialmente en nuestra rama, ya que comparten esta tarea con otras también muy importantes. A muchos de ellos los conocemos.

Quienes se agregan este año son el Padre Lucho, por todos conocido y que fue asesor de nuestra rama en sus inicios. Estamos muy contentos de contar con algo de su tiempo, sabemos que es un lujo tenerlo con nosotros.

Se agrega también como asesor el Padre Nicholas, a quien aprovechamos de presentarles para que empecemos a conocerlo:

 

Yo soy originario de la ciudad de Viña del Mar, soy el segundo de tres hermanos. Entré a Schoenstatt porque un compañero de colegio me invitó a participar en los Pioneros del Santuario de Agua Santa. Luego seguí participando en la juventud hasta que me decidí por la Comunidad de los Padres de Schoenstatt. Me ordené hace tres años y medio en el Santuario de Bellavista.

Luego de mi ordenación Diaconal fui destinado a la Parroquia Nuestra Señora de la Esperanza en la comuna de Maipú, en la que permanecí luego de mi ordenación sacerdotal. Posteriormente fui destinado a trabajar en el Santuario Nacional de la Virgen del Carmen ubicado en la misma comuna de Maipú, en el cual trabajé hasta fines del año pasado.

He trabajado anteriormente con la rama de Juventud, Rama de Señoras y Rama de Matrimonios.

Es una alegría profunda comenzar a trabajar exclusivamente con el Movimiento con la Rama de Familias. El trabajo reviste cierta novedad, ya que cada Rama ha ido incorporando en forma vital la realidad del Ciclo Básico de Formación como sus desarrollos posteriores. Desde esa perspectiva estoy dispuesto a descubrir vuestra riqueza y acompañar esa conducción de Dios y de nuestra querida Mater que hace con nuestra querida Rama de Familias, en comunión con los demás asesoras y asesores. Para que así, cada uno de vuestras familias tenga vida, y vida en abundancia.

Solamente unas últimas palabras: en sus visitas al Santuario tengan presente a sus jefes y jefes de rama, como a sus asesoras y asesores. En el transcurso de este año nos iremos conociendo más personalmente. Y que cada uno de ustedes tengan un bendecido tiempo de Cuaresma.


Damos gracias a la Mater por este gran equipo de asesores que nos acompañan en nuestro camino de crecimiento en el movimiento.

Leave a Comments