Ronda de los amigos de María Ayuda

Compartimos el testimonio de Sebastián Barros y María Jesús Ulloa, fueron quienes lideraron el apostolado de CB6, el cual fue apoyar concretamente la realización de la cena anual de la Fundación María Ayuda, dedicada a trabajar con niños vulnerados.

“La experiencia en el apostolado CB6 2018 fue muy positiva, son pocas las instancias en que uno puede ver en vivo el valor real del aporte que se realiza, la cena anual fue un éxito total, creo que este hito de apoyar concretamente la realización de la cena anual de María Ayuda debiera ser una herencia que dure por años, hoy más que nunca se necesita familiarizar y acercar la fundación María Ayuda a las bases del movimiento Schoenstatt. Es una oportunidad concreta de ser parte, al menos con un grano de arena, del gran despliegue que se debe realizar a nivel nacional para avanzar en las casas de acogida del Sename, sin duda hay muchas políticas públicas que mejorar y ajustar presupuestos por parte del estado.

La actividad en sí fue muy entretenida, creo que las más de 60 personas, lideradas por Arturo Lorca y la Carola Ovalle, de la Rama de Familias de Schoenstatt lo pasamos muy bien vendiendo, atendiendo mesas y animando las donaciones, se formaron equipos de trabajos por mesas mezclando la experiencia de muchos con las fuerzas de la juventud de otros, el ambiente fue tremendamente grato y todos nos volvimos felices a nuestras casas.

En el caso particular de mi familia fue una tremenda experiencia, ya que nos ayudaron los niños mayores de nosotros e hicieron muy bien su pega, es muy lindo ayudar en familia en acciones concretas y tuvimos la suerte de vivirlo en esta importante cena anual”.

Ver fotos

Leave a Comments

tres × 2 =