Saludo de nuestros Jefes de Rama

Compartimos con ustedes un mensaje de saludo de Macarena Ginés y Francisco Domínguez, nuestros jefes de Rama 2021.

Queridos matrimonios de la Rama de Familias de la zona Cordillera:

Estamos muy felices de saludarlos en este año 2021, iniciando este encargo de la Mater de dirigir la Rama por los próximos dos años. A pesar de seguir viviendo un tiempo muy difícil y distinto para todos nosotros, queremos volver confiados y con el corazón renovado para empezar el trabajo en nuestros grupos, en la Rama, en nuestra Iglesia y en nuestra sociedad.

Después de un año muy difícil para todos, con grandes problemas de salud, emocionales, económicos, laborales y sociales, pudimos reconocer la compañía del Señor y la Mater durante este período, viviendo una corriente de coronación que nos motivó a devolver la corona robada a nuestra Mater en el Santuario de Bellavista, y que también nos llevó a volver a coronarla en cada uno de nuestros Santuarios Hogares, como expresión de nuestro desvalimiento, en que le entregamos todos nuestros miedos, nuestras angustias, y asi nos dejamos conducir por Ella. Logramos profundizar tanto nuestra vida familiar como la de nuestros Santuarios Hogares, y más que nunca buscamos congregarnos en torno a ellos para agradecer, para pedir, para hacer vida nuestra fe, que por causa de la pandemia, no podíamos hacer en comunidad.

Los problemas en Nuestra Iglesia, y puntualmente con la figura del Padre Kentenich, también nos han hecho vivir momentos de dolor e incertidumbre, pero tenemos la confianza puesta en la transparencia de las investigaciones y que la información de ellas obtenida nos mostrará la verdad y nos dará tranquilidad.

A la luz de nuestro lema, “Con María Reina, desde nuestros Santuarios, instrumentos para los nuevos tiempos”, anhelamos profundamente vivir ese “Schoenstatt en salida”, que seamos capaces de oír las voces del tiempo y que, como matrimonios, nos volquemos a vivir nuestra fe a través de nuestros apostolados, siendo esos “instrumentos para los nuevos tiempos”. Queremos agradecer la vida apostólica que ha nacido en la Parroquia Nuestra Señora de los Dolores de Carrascal y potenciar este apostolado como Rama, en donde nos vinculemos en torno a la ayuda a nuestros hermanos más necesitados.

Después de celebrar esta Semana Santa, y aun viviendo un difícil periodo de cuarentena, queremos reconocernos como personas profundamente amados por el Señor, quién dio la vida por cada uno de nosotros el Viernes Santo, para que tengamos una vida plena en el servicio a los demás. Queremos vivir este periodo de encierro como una preparación, así como Jesús se retiró 40 días al desierto antes de salir a su vida pública, para salir a ser instrumentos de Jesús y la Mater en nuestra sociedad, en defensa de nuestros valores, del matrimonio y la Familia en estos desafiantes tiempos que enfrentamos.

El Papa Francisco nos ha convocado a un año de San José. Él lo describe como un padre amado, un padre en la ternura, en la obediencia y en la acogida; un padre de valentía creativa, un trabajador, siempre en la sombra. Tenemos un gran desafío como Rama de Familias, de mirar a San José como modelo de hombre, padre y esposo y dejarnos guiar por su ejemplo dentro de nuestras familias y nuestra sociedad.

Finalmente, queremos agradecer a todos los que confiaron en nosotros para tomar este cargo y pedirles su oración para que podamos cumplir esta tarea de la mejor forma posible.

Los saludan afectuosamente,

Macarena Ginés y Francisco Domínguez

Leave a Comments