“Vamos todos en la misma barca”

El formato de las jornadas este año ha sido diferente. Hemos tenido que adaptarnos a la situación de pandemia y hacerlas a través de internet. Pero la del 29 de agosto fue aun mas especial, fue una jornada para toda la rama. En ella participamos todos los matrimonios de la Rama Santiago Cordillera, los de Ciclo Básico, los de la CAF y los de la CAM. Haciendo nuestras las palabras del Papa Francisco: vamos todos en la misma barca.

Estamos muy agradecidos a todos quienes la prepararon, dieron charlas o testimonios, cantaron o tocaron la linda música que acompañó su transcurso, nos guiaron en la oración, a quienes filmaron, editaron y la subieron a los canales que la transmitirían.

Fue una jornada buenísima. Muy bien preparada, ejecutada y transmitida. Precioso el video que comparaba la situación actual con la tormenta que vivieron los discípulos y que solo fue calmada por Jesucristo (lo publicamos en este Terruño). Se agradecen también el momento de oración y adoración y las preguntas para reflexión matrimonial.

Los jefes de rama dieron la bienvenida y el contexto, luego algunos de nuestros asesores y jefes de comunidad se refirieron a diferentes aspectos.  El padre Lucho nos motivó a tener una actitud solidaria, a ir al otro, verlo y dar respuesta a sus necesidades.

La Hermana Daniela nos habló de lo importante que es en estos tiempos ser instrumentos de fe, esperanza y amor, al modo de María. Lucho y la Carola nos desafiaron a mantener todo lo bueno que ha surgido por la pandemia, la vida familiar, la relevancia de nuestro Santuario Hogar…

El padre Juan Pablo Rovegno, director nacional del movimiento abordó la tempestad calmada; tiempos turbulentos en nuestro país, nuestra familia de Schoenstatt, la Iglesia, el mundo. Tiempos de conversión, de reflexión personal, de integración.

Especialmente buenos y variados fueron los testimonios. Venían de realidades diferentes, familia con niños chicos, matrimonio casado hace 50 años, una Hermana de María que es doctora y está en la primera línea, un matrimonio que se la ha jugado por el apostolado de la rama. Distintas vivencias y formas de vivir estos tiempos.

Si no tuviste la oportunidad de participar te invitamos a hacerlo. Vale la pena!

Testimonios

Estuvo realmente buena y me encantó que integró a todos, familias, matrimonios, niños, abuelos, padres, hermanas, hubo reflexión, oración, trabajo, viendo la contingencia actual, con una mirada de realidad fuerte, pero a la vez muy esperanzador! Gran trabajo! Muy buenas imágenes (videos), muy actualizado! Los cantos compartidos y los diferentes lugares, se vió un Schoenstatt FAMILIA!! Nos emociónanos muchas veces!! Gracias a todos los que participaron en cada detalle. Un abrazo para todos!

Hermosa jornada amigos queridos. Tiempo  para reflexionar que ha sido de nosotros en esta pandemia  y como el Señor y la Matercita nos han bendecido y acompañados. Por todo esto Gracias a Dios !!!!!

Muchas gracias!!! Emotiva, esperanzadora Jornada!!! Esperamos ir a la otra orilla sin miedos , confiando en que Jesus y Maria nos acompañan siempre…

Leave a Comments